Tratamiento TOC

Si tienes TOC y llevas años sufriendo por ello, probablemente hayas probado ya distintos psiquiatras y psicólogos y te encontrarás desanimado frente a la terapia

Si tienes TOC y llevas años sufriendo por ello, probablemente hayas probado ya distintos psiquiatras y psicólogos y te encontrarás desanimado frente a la terapia.

Piensas que ya sabes todo lo que hay que saber del TOC porque llevas muchos años en terapia y ya lo has probado todo. Pero sigues teniendo obsesiones y/o rituales. Esto implica que las técnicas que conoces no son válidas (por lo menos para ti), o que no sabes ponerlas en práctica en el momento adecuado, o que, como te cuesta mucho hacerlo, prefieres hacer tus rituales y quedarte tranquilo un rato o que no estás haciendo lo que tienes que hacer (y en el fondo lo sabes).

Si tienes TOC serás de los de todo o nada, y de resultados rápidos. Lo hago y si no funciona a la primera o segunda vez, no vuelvo a intentarlo. Es como si, queriendo fortalecer tu cuerpo, vas al gimnasio una vez, cargas 120 Kg. en las pesas y lo intentas levantar, te frustras al no conseguirlo y al día siguiente lo vuelves a intentar sin éxito. Lo más probable es que ya no vuelvas a intentarlo más. Todos sabemos que hay que empezar con poco peso y luego ir aumentando, pues en esto, es igual.

Piensa en cuantos sueños habrías podido realizar en el tiempo que has invertido en intentar controlar al TOC. Con esto no quiero decir que dejes de intentarlo, sino que dejes de intentarlo así, ya que está visto que no obtienes los resultados que deseas. Si llevas pescando diez años con un palo y no han picado, prueba a que un pescador te enseñe a usar una caña.
No hay fórmulas mágicas y nada es cuestión de todo o nada, sino de ir trabajando poco a poco, conociendo bien el problema, implementado soluciones paso a paso hasta lograr hacerte con un paquete de herramientas y de habilidades nuevas que te ayuden a enfrentarte al TOC eficazmente y te permitan disfrutar de tu vida sin sentirte limitado.

Con técnicas adecuadas conseguirás que el TOC no interfiera. Que esté inactivo o que tenga poca influencia en tu vida.
Hemos de entender que el TOC es como la estatura, tenemos la que tenemos, podemos ser altos, bajos, pero no dejaremos de serlo en vacaciones y dependerá de nosotros el asumir nuestra condición y desarrollar habilidades para poder vivir confortablemente. Si soy muy alto aprenderé a regular el asiento del coche cuando me siente, a agachar la cabeza cuando entre por una puerta, a comprar los zapatos a medida, etc. No por ser muy alto voy a ser infeliz. Bien, pues no por tener TOC voy a ser infeliz. Tengo el derecho y la obligación de tratar de mejorar por muy mal que me haga sentir. Si doy por perdida la batalla estaré condenado a sufrir de por vida por su causa.

Es importante asumir que el TOC afecta gradualmente, es decir, tiende a empeorar con el tiempo si no se recibe un tratamiento adecuado. Incluso con un tratamiento adecuado puede empeorar si no pones de tu parte. Debes de entender que la responsabilidad de mejora no reside en fármacos o en la duración de un tratamiento, sino en la fuerza de voluntad y el deseo de estar mejor todos los días.

Para enfrentarte al TOC y no dejar que domine tu vida, el primer paso es entender que es tu responsabilidad, y sólo tuya, hacer que se cumpla tu objetivo. Si quiero estar fuerte y en forma voy a un gimnasio y hago ejercicio, nadie espera que se pueda contratar a alguien para que haga ejercicio por nosotros, bien, pues en el TOC es igual. No existen fórmulas mágicas ni soluciones rápidas pero con una terapia adecuada, una actitud positiva y esfuerzo lograrás manejar adecuadamente tus miedos, tu ansiedad y te librarás de los rituales que tanto interfieren en tu vida y tus relaciones.


¿Qué terapia funciona?


La terapia que mejor respuesta tiene, según la mayoría de los estudios hechos al respecto, es la cognitivo-conductual, con exposición y prevención de respuesta (EPR).  El TOC tiene una parte cognitiva (la obsesión o el pensamiento dañino) y la conductual (la acción o pensamiento que activo para rebajar el malestar). Por lo tanto una terapia que actúe sobre esos dos aspectos, será la adecuada. Complementando esta terapia con el trabajo en otros factores que intervienen el TOC, conseguirás  enfrentarte  a él de una forma más efectiva.

Hay centros que aseguran curar el TOC, sería estupendo que esto fuera verdad, pero a día de hoy no existe ningún estudio sobre ninguna terapia que pueda demostrar que esto es posible. Con esto no pretendemos desanimarte, sino todo lo contrario, orientarte hacia la solución real y más definitiva que conocemos hasta el momento.

Lo que podemos ofrecer y garantizar en nuestro centro es una terapia eminentemente práctica, en la que sepas qué hacer en cada momento. En la que aprenderás a anticiparte al TOC y a enfrentarte a él. Esto no significa que desde el primer momento puedas manejar el TOC. La terapia consiste en un proceso de aprendizaje y mejora gradual, es necesaria paciencia, esfuerzo, trabajo y práctica para lograr resultados.

Recuerda lo que has leído sobre el gimnasio. No vas a levantar 120 kg. el primer día, pero sin duda, con trabajo, lo puedes conseguir.

Puedes salir de esto, pero que el TOC no te engañe, no caigas en su trampa, no vas a poder hacerlo solo. Necesitas a un profesor que te enseñe y te guíe. No sufras más, no vale la pena. Hay otro camino.

ARTICULOS SOBRE TOC RELACIONADOS

Tengo TOC

Si te han diagnosticado TOC tienes que leer esto para entenderlo y saber qué hacer. Enhorabuena, has avanzado mucho; ahora sabes que aquello que no

Leer más »

El futuro del TOC

Qué puedo esperar del TOC. ¿Me podré curar? ¿Se irá solo? ¿Podré llevar una vida normal? El TOC es considerado un trastorno crónico de curso

Leer más »

Medicación y TOC

Uno de los temas que más dudas suelen generar es el de la medicación, ya que frecuentemente uno se pregunta si debería tomarla, cuándo y

Leer más »