El TOC y el alcohol

No es extraño encontrar afectados e TOC que recurran al alcohol y las drogas para intentar, sin éxito, aliviar su ansiedad.

El TOC te provoca un sufrimiento terrible, parece que hagas lo que hagas nunca te liberas de la angustia y la ansiedad. Siempre estas nervioso, dándole vueltas a ideas absurdas que no puedes controlar y con la terrible sensación de no descansar nunca.  Esta una de las razones por las que, con frecuencia, un afectado de TOC presenta asociado un consumo abusivo de alcohol y drogas.

No es extraño encontrar que, para huir de sus obsesiones o para calmar su frecuencia, haya personas que recurran al alcohol y las drogas, al menos durante ese rato se sienten “normales” y pueden liberarse de su malestar.

El alcohol es un depresor del Sistema Nervioso Central; esto significa que ralentiza la actividad del SNC. Este efecto es similar al que producen los ansiolíticos.  Al ralentizar nuestra actividad mental, las intrusiones disminuyen considerablemente. Al mismo tiempo el alcohol produce desinhibición y euforia que hacen perder miedo a no hacer los rituales, razón por la cual muchas personas recurren erróneamente al alcohol en lugar de visitar un profesional cualificado, bien sea psicólogo o psiquiatra. En definitiva, el alcohol se convierte en el peor aliado para el TOC y, además de no ayudar a solucionar el problema, siempre lo va a empeorar. Para tratar el TOC y vencerlo hay que buscar soluciones eficaces, y el alcohol no es una de ellas, ya  que lo enmascara y lo potencia con otro problema adicional.

ARTICULOS SOBRE TOC RELACIONADOS

Tengo TOC

Si te han diagnosticado TOC tienes que leer esto para entenderlo y saber qué hacer. Enhorabuena, has avanzado mucho; ahora sabes que aquello que no

Leer más »